lunes, 11 de marzo de 2013

Tarde no siempre es mejor que nunca.

Respirar. Ser. Pensar. Vivir. Soñar.Compartir. Disfrutar. Reír. Llorar. Escapar. Correr. Gritar. Amar. Odiar. Creer. Crecer. Olvidar. Necesitar. Recapacitar. Escribir. Afrontar. Rehacer. Intentarlo, otra vez.

     Todas son consecuencias de la vida, de nuestra vida, de nuestra individualidad. No son sólo acciones. Tenemos que ver que no son únicamente repeticiones. Tienen que significado y si no lo ves, reconsiderarlo y cambia. Hace lo que tengas. Cada día cuenta. Yo tardé mucho, alrededor de tres años, en entender que lo amaba realmente, que por eso volvía a él. Él. Sólo él es mi inspiración. Una real. Lo amo. Lo amo. Pero ya no se puede quedar acá y entregarme de nuevo ese pedazo de él que necesito. Lo lastimé y eso no es lo mismo, no es algo que se olvide. Solo quiero hacerlo feliz, como lo hice antes de asustarme y correr.

     Ahora él está con otra,¿y saben qué? No lo puedo aceptar, no en el sentido en el que sé que es así y también me alegra y todo eso, sino en el sentido en el que siento que me estoy entrometiendo. Me molesta sentirme así. El saber que lo confundo me perturba. Pero no puedo evitarlo. Lo necesito. Fuertemente lo necesito. Necesito hacerlo feliz y que con sus besos me contenga. No es un volver por volver ni por desesperación ni nada. Es volver porque sé que en parte cambié y ahora soy mejor. Quizás ahora si me merezca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario