miércoles, 16 de mayo de 2012

Mistakes, everybody do them, right?

     Es horrible aquella sensación de anti satisfacción que te causan algunos errores. Yo he cometido muchísimos de ellos, más que en nada en lo que se concierne al amor.

 Soy un maldito desastre.
       Es difícil comprenderme, generalmente; porque sin embargo también tengo días en los que me encuentro conmigo misma y me siento en paz. El problema es que raramente pasa. Incluso esta semana se esta haciendo o presentando, por así decirle, de una manera muy peculiar. Digo me estoy dando cuenta de pequeños detalles con enormes consecuencias. La vida no es buenos y malos hechos de por si, sino que es generalmente situaciones que uno mismo decide seguir generándoselas o no. Es extraño; pero sin embargo explica la necesidad de algunos cambios para consigo mismo o de su entorno que uno suele tener. Esas ganas de cortarse el pelo, de pintar el cuarto o redecorarlo, ganas de comer algo nuevo, de nuevos sabores, nuevas sensaciones o la renovación de las mismas. Todo eso demuestra cambios internos o necesidad de ellos, respecto a alguna circunstancia que no nos agrada o ya nos aburrió (algo muy fomentado en este mundo globalizado).
     El punto es que quiero un cambio en mí ¿Por qué? Porque cometí los mismos errores muchas veces, y ya, ya me cansé de eso. Madurar no implica lastimarse o hacerse sufrir, sino tener la fuerza para superar eso y seguir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario